†El Karma†
TuWeb
Álbum de Fotos
Mis aficiones
†El Karma†
Mis enlaces
 
†El Karma†

Hay sucesos dentro de nuestra vida que son inexplicables para nosotros, buenos o malos, acontecimientos que se repiten una y otra vez a lo largo de nuestra existencia, ¿Casualidad?.

El Karma es el resultado de nuestras acciones pasadas, y no solo del pasado de nuestra vida, sino también de otras vidas. Es una Ley de enseñanza, no es ni premio ni castigo, es una señal de que algo no hemos aprendido.

En el momento en que comprendamos la causa de cada uno de los sucesos de nuestra vida, en ese momento tendremos la capacidad de transmutar (cambiar) nuestro karma y por consecuencia, cambiar nuestro destino.

Concepto de Karma: Es la ley del crecimiento psicoespiritual que involucra una reacción igual y en sentido contrario para cada acción. El Karma es un proceso que asegura la evolución de la conciencia.

La definición anterior puede sonarte conocida, podría ser un equivalente a la Ley de Newton en el ramo de la física. Los físicos como Newton y Einstein tenian un amplio conocimiento de la física y la relación del universo con el hombre, pero tal parece que hasta la fecha hemos hecho caso omiso de estos conceptos.

El conocimiento del Karma nos ayuda a entender los hechos "inexplicables" que nos suceden a lo largo de nuestra vida.

El karma es una Ley Universal que nos enseña que por cada acción nuestra habrá una reacción lógica. Todos nuestros actos tienen una consecuencia.

Podríamos utilizar al Karma como una señal, si algo no funciona bien en nuestra vida, bastará con hacer un análisis de los hechos para poder concluir en donde es que estamos fallando.

El Karma no es cuestión de premio o castigo, tampoco es que exista un destino escrito, o que nuestro éxito o fracaso se deba a "nuestra buena estrella". Nuestra vida es responsabilidad nuestra, y el karma nos enseña justamente eso, nos responsabiliza a nosotros mismos de nuestros actos, ya no culparemos a las circunstancias, al destino o a nuestra familia de nuestro fracaso. Teniendo este conocimiento, nos damos el derecho de ir armando nuestra vida con la conciencia total de cual será el resultado final en cada acción.

Las Leyes Primera y Segunda del Movimiento de Newton son también paradigmas ocultos del crecimiento personal y espiritual.

Todo cuerpo permanece en un estado de reposo o movimiento uniforme en una línea recta a menos que se actúe con una fuerza ejercida externamente. (Traducción: Si sigues haciendo lo que siempre has hecho, seguirás obteniendo lo que siempre has obtenido. Alguien señaló que imaginar otra manera de hacer las cosas es una muy buena definición de la "locura".)
El nivel de cambio del impulso es proporcional a la fuerza ejercida, y tiene lugar en la misma dirección de la fuerza.(Traducción: "Dios ayuda a aquellos que se ayudan a sí mismos").
A continuación cito algunos pasajes del Nuevo Testamento en donde hay posibles referencias acerca del karma:

... no te sientas engañado: Dios no es burlado: porque cualquier cosa que el hombre siembre, ésa será su cosecha.
... porque aquel que siembre en la carne, de la carne cosechará la corrupción de ésta; pero aquel que siembre en el Espíritu, del Espíritu cosechará vida eterna.
.... y no nos cansemos de obrar bien; porque a su debido tiempo cosecharemos si no desfallecemos.

Gálatas, Cap. 6:7-9


El Karma va más allá de cualquier religión, es una Ley Universal que nace de la filosofía hindú y budista. Se trata de acciones y consecuencias y nada tiene que ver con la religión que se profese. Es una Ley que siempre está presente.

Otra forma:

Es urgente y necesario saber que así como existe en este plano físico o tercera dimensión, diferentes tipos de leyes que debemos cumplir, tribunales y jueces que se encargan de velar porque se cumplan las leyes y castigar al que las viole, también encontramos en la quinta dimensión de la naturaleza, en la constelación de libra, El tribunal de la justicia divina, encargado de administrar el karma y el dharma a la humanidad, e indicarnos a través de los mensajeros divinos, la línea de conducta que debemos observar para equilibrar nuestra balanza interior, así como los requisitos que debemos cumplir para alcanzar la realización o perfección, que es la razón fundamental por la cual nos encontramos en el planeta tierra.

Todos en nuestra actual existencia, estamos recogiendo lo que sembramos en nuestras vidas anteriores y a la vez estamos sembrando lo que recogeremos en la próxima. Nunca comprendemos esto, y es así como la humanidad, no podrá escapar de esta cadena de consecuencias, ya que casi nunca sabemos el por qué de nuestros sufrimientos. Cuando una persona siembra desgracias, causando daño a los demás, de hecho eso mismo vendrá a recoger. Esta es la ley del karma. La Ley del Karma es aquella ley que ajusta sabia e inteligentemente el efecto a su causa. Todo lo bueno o malo que hemos hecho en una vida, nos traerá consecuencias buenas o malas para ésta o próximas existencias. No debemos olvidar los proverbios Cristianos: "el que siembra rayos, cosecha tempestades"; "con la vara que mides serás medido y con ventaja", "ojo por ojo y diente por diente" y "el que a hierro mata a hierro muere". La Ley del Karma gobierna todo lo creado, y es una ley inmodificable. Esta se conoce en las religiones como "justicia celestial".

Quien viola una ley crea dolor para sí mismo. En la Gnosis, la simbolizamos con una balanza. El platillo derecho corresponde a las buenas obras y se le denomina DARMA. El platillo izquierdo corresponde a las malas obras y se le llama KARMA. A esta ley se le conoce también como ley de acción y consecuencia ó causa y efecto. La Ley del Karma nos controla y vigila a cada momento y por eso cualquier acto bueno o malo de nuestras vidas tiene sus consecuencias. Todo el mal que hagamos tenemos que pagarlo y todo el bien que hacemos nos será recompensado. Dios nos dió libre albedrío y podemos hacer lo que queramos, pero de todos nuestros actos tenemos que rendir cuentas ante la justicia divina. Cuando uno viene a este mundo trae su propio destino y por eso unos nacen en colchón de plumas y otros en la desgracia. Si en nuestra existencia herimos, ahora nos hieren; si matamos, ahora nos matan; si robamos, ahora nos roban y así, "con la vara que medimos ahora nos miden y con ventaja".

Cada persona está inscrita en el libro del karma que se encuentra en el Palacio de la Justicia Divina. Este palacio está en la 5° dimensión de la naturaleza, está dirigido por el maestro anubis y los 42 Jueces de la ley. Es posible comprobar esto que estamos afirmando, para hacerlo la persona deberá aprender a salir en cuerpo astral conscientemente. Comprender íntegramente la Ley del Karma es indispensable para orientar el navío de nuestra existencia en una forma positiva y edificante. EL karma es una ley de compensación y no de venganza. El Karma es una medicina que se nos aplica para nuestro propio bien; desgraciadamente, la gente en vez de inclinarse reverente ante el eterno Dios viviente, protestan y/o blasfeman, se justifican a sí mismos, se disculpan y se lavan las manos como Pilatos (Biblia Cristiana).

Cuando protestamos no se nos modifica el KARMA si no que se vuelve mas duro y más severo. Reclamamos fidelidad al cónyuge cuando hemos sido adúlteros en esta o en vidas anteriores. Pedimos amor cuando hemos sido despiadados o crueles; solicitamos comprensión cuando nunca hemos dado comprensión a nadie. Anhelamos dichas inmensas cuando hemos sido el origen de muchas desgracias. Hubiéramos querido nacer en un lugar hermoso y con muchas comodidades, cuando en vidas anteriores no supimos brindar un hogar. Queremos que nuestros hijos nos obedezcan, cuando jamás supimos obedecer a nuestros padres. Nos molesta terriblemente que nos calumnien, cuando siempre hemos sido calumniadores y hemos llenado de dolor al mundo. Es decir, reclamos lo que no hemos dado...

Es posible que en vidas anteriores hayamos sido malvados y crueles, por eso merecemos lo peor, pero suponemos que se nos debe dar lo mejor. Cuando la Ley Cósmica le va a cobrar a alguna persona un karma, primero la somete a un juicio interno. Si tiene dharma, es decir, si ha hecho buenas obras, no sufre ningún padecimiento, pero si no tiene capital cósmico, paga con dolor. Normalmente las personas tienen sueños que le anuncian que esto va a suceder; por ejemplo; soñar que la policía nos mete en la cárcel, vernos desnudos, mojarnos en lluvia, etc. Para mayor informaciòn, visita nuestra sección El Significado de los sueños.

Generalmente, cuando la Ley nos cobra, siempre pensamos que somos inocentes, que no debemos nada. Hay alguien incluso que blasfema contra la justica calificándola de "injusticia". Pero siempre debemos recordar que la Ley a nadie da lo que no se merece. A cada quien le da según sus obras. Ahora el lector entenderá por qué las cárceles están llenas de "inocentes", personas que en esta vida no han hecho nada, pero que en vidas anteriores cometieron delitos gravísimos. Repetimos: La ley de Dios a nadie da lo que no se merece, a cada quien da según sus obras... Hay algunos que nacen en colchón de plumas con todas las comodidades para prepararse intelectualmente y llevan estilos de vida, para muchos envidiables; otros no tienen la misma suerte, pero tampoco sufren en lo económico. Sin embargo, hay otros que sufren espantosamente y deben mendigar para subsistir. Hay millonarios que padecen enfermedades incurables y no pueden comer lo que les provoca, por una úlcera u otra dolencia. Hay muchos pobres que tienen una salud formidable. La Ley cobra a cada quien según sus faltas. A la Justicia Cósmica podemos compararla con un gran banco.

Aquí en el plano físico, si nosotros tenemos una cuenta bancaria y consignamos constantemente (este es el equivalente a hacer buenas obras), nuestro saldo aumentará. Si giramos un cheque (es el equivalente a pagar o ganar un karma), es lógico que lo pagarán. Si retiramos mayor dinero cada día (violando las leyes de Dios), nuestra cuenta disminuye hasta quedar en rojo; en ese momento empezamos a padecer, a pagar con dolor el dolor que hemos causado. Si tenemos acciones malas o Karmas, significa que hemos gastado nuestro capital cósmico, si consignamos, o sea, hacemos buenas obras con nuestros semejantes, ganamos DARMA y salimos bien en nuestros negocios ante el Tribunal Cósmico. El resultado es felicidad, salud y éxito en nuestras vidas.

Clases:

Karma familiar: A cada ser humano le corresponde un padre, una madre, unos hermanos, un esposo y unos hijos. Con todos ellos está ligado por la Ley del Karma. Algo le debemos y algo nos deben, de acuerdo como nos hayamos comportado con ellos en vidas anteriores. Por eso nos tocan a veces hijos, padres o hermanos locos, monstruosos, siameses, leprosos, tuberculosos, drogadictos, alcohólicos o epilépticos. También, podemos merecer unos padres y/o hijos que nos maltratan y abandonan. Un esposo que traiciona y maltrata a su esposa y viceversa.

Karma colectivo: Es el que le cobran a varias personas cuando tienen Karmas individuales similares. Los reúnen y sufren un accidente, una inundación, una sequía, peste, epidemias, etc.

Karma Nacional: Es el castigo que sufre toda una nación, ejemplo; un terremoto, una guerra civil, etc. Karma mundial: Es el castigo que recibe toda la humanidad como consecuencia de sus malas obras. Ejemplo; las guerras mundiales.

Karma-duro: Es el karma por las malas acciones cometidas en las vidas anteriores. Al no realizar suficientes obras en la vida, el Karma se desarrolla y tenemos que pagarlo con mucho dolor y sufrimiento. El Karma-duro no es negociable. Ejemplo: El sida, el cáncer, la epilepsia, etc.

Karma-saya: Es la unión kármica que se cumple cada vez que un hombre tiene relación sexual o fornica con una mujer. Por esta unión las dos personas comparten entre sí karmas y defectos. Por el karma-saya, la pareja queda unida en el libro del Karma. Es un ligamento astral, sexual y kármico.

Karma individual: Es el castigo o consecuencia que recibe cada ser humano por sus malas obras cometidas en esta o en vidas anteriores. Por este Karma individual, unos nacen ciegos, otros huérfanos, otros tuberculosos, con cáncer, lepra, epilepsia, con cuerpos monstruosos o con deformaciones, siameses, etc. Ya lo dice el Sabio Salomón en sus Proverbios: "Lo que el hombre sembrare, eso segará.
Si hicimos mal, si malgastamos el dinero, si fuimos avaros, si explotamos al prójimo, si cometimos el error de robar de arruinar a otros, si hicimos mal uso del dinero, es evidente que nos toca nacer en familia miserable, vestidos con cuerpos de mendigos, infelices, hambrientos y desnutridos. Así, cada cual recoge el fruto de sus propias obras. Ver algunos ejemplos. En conclusión, nuestra vida actual es el resultado de lo que hicimos ayer y el mañana será el resultado de lo que estamos haciendo hoy.


Foto
Foto
Foto

Trabajando el Karma(Karma Yoga)

El sendero del trabajo o acción (Karma yoga) es el acercamiento por medio del trabajo, la actividad, la empresa. Atrae a muchos, para los cuales está cerrado el sendero de Jnana, mientras que el de la devoción se les antoja como la pérdida de un tiempo mugí precioso que pueden destinar a trabajos más valiosos. Es el recurso, por ejemplo del mecánico, del inventor, del político, del hombre de negocios.
A pesar de que posiblemente jamás hayan oído la palabra yoga, siempre que realicen sus trabajos de un modo desinteresado, en primera instancia para hacer el bien, actúan al estilo yoga.
Karma yoga es el yoga del hombre de acción, inspirado por un ideal. El objetivo de esta disciplina se ha repetido muchas veces que es sencillamente la “habilidad de la acción”. Efectivamente, es definida como habilidad en la acción en la Biblia del yoga, la Bhagavad Gita.
En Occidente, muchas veces interpretan la palabra karma en el sentido del destino. Pero Karma, literalmente, significa única y exclusivamente acción. Pero incluye como es lógico, acción y reacción, causa y efecto, puesto que en ocasiones ha de poder sugerir recompensa o retribución, o el destino que uno se forja a si mismo.

Te agrado deja tu opinion:
cuestiona o agradace...